Revista DIALÉCTICA

La Revista Dialéctica surge para dar cumplimiento a diversos propósitos que son, a su vez, expresión de necesidades: dar a conocer y contribuir a la difusión de todos aquellos materiales que resulten de las preocupaciones teóricas de los miembros que integran este espacio de la Universidad; crear un medio que, por la calidad del material publicado en sus páginas, sirva de apoyo a las labores docentes y de investigación, y, el de dar origen a un órgano que permita establecer discusiones fecundas que sirvan para enriquecer el pensamiento universitario.

En relación a esta última cuestión, consideramos que las páginas de DIALÉCTICA deben estar abiertas a todas las colaboraciones posibles, sin mas limitaciones que de calidad. Con esta actitud, queremos expresar nuestro rechazo a esa tendencia viciosa y muy difundida de convertir todo medio de difusión de ideas, en cenáculos elitistas o en espacios de resonancia (siempre positiva) de las propias concepciones, lo que no es mas que un síntoma de estrechez intelectual. El Consejo de Redacción de Dialéctica tiene, por el contrario, el propósito de impulsar un instrumento abierto a la participación en donde se discutan, sin distorsiones, todas las posiciones teóricas.

Lo anterior no quiere decir, en manera alguna, que esta revista no tenga una posición bien definida. Ni predicamos un sincretismo, ni sustentamos una concepción relativista de la verdad. Pensamos, por el contrario, que la ciencia social ha encontrado en el pensamiento de Marx y Engels, su raíz más significativa y su veta más rica. Sin embargo, creemos también que, en la medida en que la verdad no es propiedad privada de nadie, esta tiene que ser construida por medio de un esfuerzo dialéctico, lo cual significa, una constante discusión tanto con otras concepciones como en el propio interior de la sustentada, así como por medio de una permanente negación, crítica, absorción y superación de tesis. En otras palabras, con todo esto queremos decir en definitiva que no tememos la confrontación o la crítica, en la medida en que coincidimos con Gramsci en que la verdad es revolucionaria y que rechazamos explícitamente todo tipo de sectarismo y dogmatismo.

La aparición de la Revista DIALÉCTICA implica, entonces, la creación de un instrumento abierto y crítico que intentará proporcionar a los miembros de la comunidad universitaria, local y nacional, armas teóricas en el más alto nivel que nos sea asequible. Ya decía Martí, en Nuestra América que "estos tiempos no son para acostarse con el pañuelo a la cabeza, sino con las armas de almohada, como los varones de Juan de Castellanos: las armas del juicio, que vencen a las otras. Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedra".